• Respiración profunda: la mayor parte del tiempo nuestra respiración es muy superficial, pero las actividades, como cantar o tocar un instrumento de viento, requieren una respiración profunda desde el diafragma. Esto fortalece sus pulmones y su sistema respiratorio.
  • Respuesta inmune: cuando aprendemos a tocar un instrumento, a menudo nos inspiramos para crear nuestra propia música.
  • Alivio del estrés: tocar música pone su energía y concentración en la actividad positiva, lo que puede ayudar a aliviar el estrés. Esos niveles de estrés reducidos pueden ayudar a que su presión arterial y frecuencia cardíaca bajen a un nivel saludable.
  • Audición fina: aprender música refina sus habilidades auditivas al entrenarlo para aislar los sonidos a medida que ocurren.
  • Ejercicio: tocar un instrumento conduce naturalmente a una mayor actividad física. Ya sea que esté tocando el piano, la guitarra, las cuerdas o un instrumento de viento, está usando los músculos del brazo y la espalda para tocar y / o sostener su instrumento. Y si tocas la batería, ¡incluso puedes hacer algo de cardio!

Más información aquí.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *